Plano de Fuentespina

Fuentespina

Mi primer proyecto global sobre un barrio de bodegas tenía que ser en mi pueblo, Fuentespina. En la Cuesta del Carpio, fueron catalogadas 128 bodegas y 75 lagares. De estos últimos, 10 son lagares subterráneos, con este ingenio de viga dispuesto en el interior de una cueva excavada. Esta particularidad no es muy común en la Ribera del Duero, siendo más propia de otras zonas de Castilla y León.

El plano muestra un laberinto de 3,2 kilómetros lineales de galerías subterráneas y 115 cerceras, que es como se llama en Fuentespina a las zarceras o pozos de ventilación de las cuevas.

Algo excepcional en este conjunto es que hasta en tres ocasiones una misma cercera da servicio a tres bodegas diferentes, dispuestas en diferentes niveles o alturas (como si fuera el pozo del ascensor).

Esto es una muestra de la alta densidad de excavación existente en las bodegas de Fuentespina. Aquí tuve muchas aventuras espeleológicas, como entrar por una bodega y salir por otra.

 

Impacto en medios